TERAPIA

ARTE: THERAPEUTEN LERNEN DEN GROOVE

ARTE: TAKETINA –  DER KÖRPER WIRD ZUM INSTRUMENT

Ya en los primeros talleres de TaKeTiNa, hace aproximadamente 50 años, personas que sufrían de enfermedades psicosomáticas, como arritmia cardiaca, asma, o migraña, reportaron una mejora significativa de sus síntomas.

Pero fue la colaboración con médicos y científicos en el proyecto de investigación TaKeTiNa, lo que generó el primer proyecto terapéutico de larga duración, comenzando con “TaKeTiNa para pacientes con dolor” iniciado por el Dr. Gert Müller Schwefe y Reinhard Flatischler.

Mientras los terapéutas y médicos utilizan TaKeTiNa en sus prácticas, fue el trabajo más largo de Frank Rihm en la “Heiligenfelder Kliniken“, lo que finalmente llevó al establecimiento de la Formación en Terapia de Ritmo TaKeTiNa.

A través del reciente trabajo del Dr. Ali Behzad, quien utiliza TaKeTiNa en el proceso de trasplante de células madre, TaKeTiNa ahora será utilizado también en el tratamiento de personas que sufren formas de depresión severa.

2da Formación en Terapia de Ritmo TaKeTiNa® 2020 – 2022

Reinhard Flatischler (fundador de TaKeTiNa), Frank Rihm (terapeuta lider de Fachklinik Heiligenfeld) y Bettina Berger (specialist for psychosomatic medicine and psychotherapy, HAKOMI® teaching therapist) ofrecen una formación en Terapia de Ritmo TaKeTiNa®, para profesionales de la salud, empoderándolos para integrar los efectos beneficiosos del ritmo y el sonido directamente en sus trabajos terapéuticos (en clínicas o pacientes ambulantes). El organizador de esta formación es Akademie Heiligenfeld, que forma parte de las reputadas clínicas Heiligenfeld en Bad Kissingen.

 

 

 

 

TaKeTiNa® para personas que padecen trastornos psíquicos

Por Univ. Prof. Dr. Karl Dantendorfer
Especialista en Psiquiatría y Neurología, presidente de «Pro Mente», Viena.
 
Las personas que padecen serios trastornos psíquicos a menudo describen su estado con términos tales como “caos”, “pérdida de control” o “desorden”.
Sus intentos por restablecer el orden a través de intensos esfuerzos de varios tipos, usualmente son fallidos y comúnmente llevan al empeoramiento de los síntomas. Reinhard Flatischler ha reconocido claramente al ritmo como un principio esencial de orden que existe en todos los seres vivos. No sólo esto, él también desarrolló un proceso que es capaz de conectar con este orden.
Más

Recientemente presencié como Reinhard Flatischler trabajaba con un grupo de personas que padecía trastornos psíquicos severos. En este trabajo, vi por mí mismo cuán positivos pueden llegar a ser los efectos del método TaKeTiNa. Entonces decidimos ofrecer sesiones de TaKeTiNa a más pacientes en el futuro cercano y continuar con la investigación científica de los efectos de TaKeTiNa. Por un lado, esta investigación se focalizará en la experiencia subjetiva de los pacientes, por el otro, vamos a recolectar evidencia objetiva de datos como la variabilidad de la frecuencia cardíaca y parámetros cognitivos.

TaKeTiNa® para personas que padecen enfermedades crónicas

Por el PD Dr. med. Michael A. Überall
director del IFNAP – Instituto de Neurociencia, Algesiologia y Paediatría, IQUISP – Instituto para la gestión de calidad en Terapia de Dolor, y medicina Paliativa, Nuremberg

Los seres humanos que padecen enfermedades crónicas experimentan consecuencias multifacéticas y fenómenos contaminantes de su enfermedad. Perder la auto-determinación es probablemente la consecuencia más significativa de una enfermedad crónica. Esto significa perder la habilidad para aliviar los propios síntomas, o aceptar cualquier influencia sanadora en la propia vida. La medicina convencional, no tiene nada que ofrecer para vencer este proceso lento y persistente, que es, al final de cuentas, responsable por la pérdida completa de autonomía del paciente.
Más
La habilidad – y hablando metafóricamente, el “arte” – de ayudar a personas que padecen enfermedades crónicas, sin prescribir drogas u otros procedimientos médicos se ha perdido a través de milenios de evolución humana. Las consecuencias médicas de esta tendencia son claramente visibles: a pesar de la medicación que es cada vez más potente y mejor orientada, a pesar de la detección cada vez más temprana y la mejora constante de los métodos de diagnóstico, las enfermedades crónicas están constantemente creciendo, especialmente en las naciones industrializadas. Parecen desafiar todos estos métodos.
En cambio, la capacidad de influir en tales enfermedades en un@ mism@, está constantemente en declive.

Los seres humanos modernos se han vuelto dependientes de los desarrollos tecnocráticos. A pesar de que nuestra disposición natural está incrustada en lo más profundo, hemos perdido la capacidad de acceder a ella, para poder ayudarnos a nosotr@s mism@s y a los demás. El arte de activar nuestras habilidades inherentes, desafía nuestro control consciente – un dilema que la medicina convencional preferiría ocultar, porque este mismo arte se sacrifica tan alegremente en el altar del progreso médico y la medicina de alta tecnología!
Si, en el sentido más amplio, el término “arte” describe una actividad basada en el conocimiento, la práctica, la percepción, la imaginación, y la intuición, entonces el arte de mostrarle a los seres humanos otro camino, de abrir puertas, de ayudarles a desarrollar perspectivas que les permitan abandonar sus dependencias y encontrar nuevas formas de autodeterminación debe ser una de las habilidades más significativas que un ser humano puede adquirir. Qué asombro conocer gente que posee este arte. Gente que no solo re-aprendió a tomar en serio estas habilidades naturales, sino que también tiene la capacidad de despertar esta habilidad en otr@s. TaKeTiNa es una gran obra de arte. Su creador, Reinhard FLatischler es un artista único. Aquell@s cuyos ojos y mentes están lo suficientemente abiertos para experimentar lo que TaKeTiNa puede hacer, aquell@s que tienen la oportunidad de ver personas que padecen enfermedades crónicas recuperar la voluntad de vivir, descubrir nuevas perspectivas para su vida, y en última instancia, empoderarse y autodeterminarse una vez más, reconocen que TaKeTiNa es el resultado de un proceso creativo innovador, que es en sí mismo una obra de arte.
Reinhard Flatischler no sólo debería ser agradecido en general por desarrollar esta obra de arte, sino que también merece especial gratitud por haberla provisto a quienes la necesitan durante los últimos cuarenta años, a menudo a pesar de muchos obstáculos. ¡Qué revelación a la luz de un sistema de salud, que de otra manera se ve afectado por restricciones económicas!

TaKeTiNa® en Terapia del Dolor

Entre Febrero de 1998 y Octubre de 1999, el proyecto “TaKeTiNa en Terapia del Dolor” fue iniciado por la Asociación “German Pain Association” (DGS). Fue dirigido por el Dr. Gerhard Müller-Schwefe working junto con Reinhard Flatischler y profesor@s de TaKeTiNa.

TaKeTiNa® en Psicoterapia

Por la Dra. Ingrid Wagner
Especialista en medicina psicosomática y psicoterapia, Berlín, 11/2011.
www.taketina-ingridwagner.de
Definir la salud como la armonía entre la mente y el cuerpo es una idea muy antigua, que nos pide prestar atención a nuestros pensamientos y sensaciones internas y nuestro cuerpo físico igualmente.
El famoso dicho de Descartes “Pienso, luego existo” inclinó este balance hacia lo físico, y ha tenido consecuencias en nuestros vidas desde entonces, pero el análisis intelectual en sí mismo, raramente es suficiente para aliviar el sufrimiento emocional.
I. Un concepto integrador de Salud

Muchas personas sufren de una depresión del tipo “no siento nada”, o pensamientos que giran en círculos interminables – promover el pensamiento obviamente no puede resolver esto, entonces es muy importante que reflexionemos en este equilibrio cuerpo/mente durante el tratamiento, y le demos espacio a las experiencias emocionales. Pero ¿Cómo podemos experimentar emociones cuando estas están bloqueadas? Aquí es donde el poder de TaKeTiNa entra en escena. La forma en que el ritmo, el poder primario de la vida, es central en la experiencia de vida de cada un@. Por ejemplo, la frecuencia cardíaca y respiratoria aumentan durante las actividades y disminuyen durante la relajación. Nuestra vida está llena de ritmo, desde el ritmo del día y la noche, hasta los ritmos de los peces, pero raramente los notamos. Por lo tanto, trabajar con el ritmo y la música en combinación con una comprensión analítica de cualquier situación emergente, provee un campo fértil para una psicoterapia exitosa.

II. TaKeTiNa - Una plataforma ideal para el contexto psicoterapéutico
A partir del tercer mes de gestación, el feto escucha el continuo latido rítmico del corazón de su madre. El ritmo es una experiencia temprana intrauterina.
En TaKeTiNa, el sonido del surdo – un tambor grave y profundo que acompaña el ritmo básico – acuna y da seguridad. Los ritmos largos y prolongados, son estructuras confiables, que pueden ofrecer a las personas inseguras, la sensación de comodidad y seguridad.
El poder del proceso de TaKeTiNa, viene del trabajo en grupo. El soporte viene predominantemente de la comunidad. Las personas con situaciones familiares difíciles, tienden a evitar los grupos. Para ellos, esta puede ser la primera vez en sus vidas que experimentan la sensación de “pertenencia” – una necesidad humana básica.
La atmósfera creada en este grupo musical, se encuentra diseñada para ser liviana y llevadera. Cada individuo es libre de participar en el proceso, o mantenerse pasivo. La experiencia en sí misma, adquiere prioridad sobre el “hacerlo bien”, o alcanzar algún objetivo.
 
“Me ha sorprendido totalmente sentirme tan alto y libre en un grupo grande. Siempre he tenido sensaciones displacenteras en grupos y la sensación de que podría desmayarme. Esto es algo que nunca había experimentado y me pregunto a mi mismo qué tipo de vida estuve viviendo antes. A través de la voz y la música, algo dentro de mí de repente se calmó. Comencé a llorar, al principio sin sonido, tuve que hacer un esfuerzo por procesar la experiencia. En casa me miré a mi mismo en el espejo y ví que mis ojos se habían llenado de brillo. Esta iluminación duró dos días más”. (relato de un paciente)
III. Los elementos de TaKeTiNa - para un proceso psicoterapéutico efectivo

Al trabajar con todos los sentidos – con la respiración, la voz y el movimiento – podemos usar el cuerpo como una fuente de profundo conocimiento interno. Las emociones son inducidas por la constante interacción de ritmos “livianos” y “pesados”. La constante repetición durante el “trabajo” musical, le lleva a un@ hacia adentro del proceso. Mientras esto se desarrolla, sucede la experiencia física tangible de estar enraizado, pero también la de ser capaz de “entregarse” al grupo. La diversidad musical y sonora en la habitación crea una atmósfera que hace más fácil dejar ir los pensamientos.

«Cuando escuchaba a los demás , me ponía inquieto y agitado. Si, en cambio, me concentraba en mí mismo, encontraba la calma interna y me sentía confortable. Así que estoy experimentado el “Yo” mientras estoy en contacto con otros.» (relato de un paciente)

El Ritmo es muy radical. Sólo hay “adentro” o “afuera” – una de dos, o un@ está en el ritmo, o no lo está. – y eso puede sentirse directamente. Estos límites musicales son desafiantes y hacen muy claro como cada un@ se aproxima a ellos. Muchas personas en nuestra cultura están programadas principalmente para aprender y actuar rápidamente, pero se frustran fácilmente. Algunas personas reaccionan con frustración, rabia o irritación, y otras se vuelven retraídas y ansiosas. Raramente reaccionan con humor, calma y curiosidad. Entonces, estas situaciones funcionan como un espejo para nuestras personalidades, y nos permiten volvernos conscientes de ellas a través de nuestras experiencias físicas.

“Cuando algo no funcionaba y estaba bajo gran presión, retraído y entrando en pánico, me daba cuenta de que me escondía y trataba de esconder mis dificultades. Esta estrategia, también la aplico en mi vida cotidiana. Con TaKeTiNa tuve la oportunidad de ver exactamente lo que estaba sucediendo dentro mío. Si me quedaba conmigo mismo en el primer paso, eventualmente llegaría un punto donde estaba listo para tomar el paso siguiente. En cuanto comencé a hacer esto en TaKeTiNa, comencé a ser capaz de hacer esto en mi propia vida. Desde entonces no tengo más agujeros profundos, eternos, de los que no puedo salir.” (relato de un paciente).

“Me doy cuenta de que estoy experimentado las mismas cosas en TaKeTiNa y en la vida normal, pero me volví consciente de que hasta ahora, las personas siempre me parecieron distantes y separadas de mí. En el triángulo de Gamala (una práctica rítmica de tres personas) fue la primera vez que pude presenciar y compartir la unión. (relato de un paciente)

De esta manera, un@ puede descubrir los límites personales, respetarlos, y con el tiempo expandirlos.

“TaKeTiNa para mí es una parábola de la vida. He aprendido que me sobre-exijo demasiado y en realidad es muchísimo mejor para mí, y soy más feliz cuando solamente ‘cocino panes pequeños’. Hice un gran avance, cuando me permití a mí mismo tomarme una hora para pararme sobre mis pies, y realmente sólo pararme sobre mis pies. La experiencia fue liberadora y sustentable. De repente todo era más claro y transparente. Después, me parecía que finalmente podía ver mis complejos problemas y por lo tanto, intentar resolverlos.” (relato de un paciente)

TaKeTiNa da muchísima libertad. Sencillamente, ofrece cosas, que un@ puede tomar o dejar. Un@ puede seguir paso a paso, o ser llevado de la mano. Cada un@ puede moverse o, acostarse y descansar, unirse a la ronda, o sólo dejar que los sonidos de la habitación trabajen a través suyo. Está claro que muchas personas encuentran difícil al principio entregarse al espacio libre, y usarlo.

“Me he reido de mi misma cuando experimenté poner una expresión valiente, e intentar estar en lo cierto” (relato de un paciente).

Recostarse en el medio del círculo del grupo a menudo se enfrenta con inhibición y desconfianza, pero puede generar el sentimiento profundo de seguridad, similar a estar otra vez segur@s, en el vientre materno.

“Me recosté otra vez en el medio del círculo, normalmente se siente bien. A veces, he sentido como si estuviera volando, pero esta vez emergieron sensaciones desagradables intensas, sensaciones en mi pecho, sin pensamientos ni imágenes. Cuando las sensaciones se fueron, de repente todos mis miedos habían desaparecido. Estos miedos intensos que he cargado durante dos años, de repente habían desaparecido por completo, fue increíblemente liberador” (relato de un paciente).

Durante la experiencia de TaKeTiNa, se puede acceder a memorias físicas escondidas del consciente, una y otra vez durante este proceso. A veces, los traumas o sensaciones reprimidas emergen y se vuelven conscientes.
Por ejemplo,un paciente que había sufrido un trágico accidente a los 14 años, durante el cual si mejor amigo murió, revivió imágenes de esa experiencia durante una sesión de TaKeTiNa. Estas habían sido recordadas vagamente, y largamente escondidas de su mente consciente. En las sesiones siguientes, ella se re-conectó con sensaciones del accidente, y su dolor por la pérdida de su amiga salió a la vez por primera vez. A través de este proceso psicoterapéutico, se pudo completar el luto que ella había necesitado, para seguir adelante.
Otro aspecto importante de TaKeTiNa es el tipo de consciencia que es capaz de inducir al crear caos. Al cantar ciertos ritmos y crear momentos de tensión, el grupo es llevado a “caer dentro y fuera” del ritmo. El regreso de este estado, en el proceso de TaKeTiNa se hace fácil, a través del remolino musical del grupo en sí mismo, más que del individuo. ero durante ese “caer fuera del ritmo” el ‘yo’, se entrega.
Inicialmente, esta experiencia está comúnmente asociada con la ansiedad, el pánico, o la impotencia. Sin embargo, a través de la repetición de la experiencia de volver a “caer dentro” del ritmo, los miedos de perder el control personal se desvanecen. Mientras el sentido de constante seguridad se fortalece, nuevas y muy diversas formas de encontrarse a sí mism@ pueden ser descubiertas. Se profundiza la confianza en las propias habilidades y en la creatividad de ‘lo existente’. Esto resulta en mayor serenidad y menos temor a lo nuevo.

IV. Jugar con TaKeTiNa - Experimentos y nuevos descubrimientos

Cuando nos abrimos a nuestros sentidos, las sensaciones son más intensas y nuestro sentido del yo, más claro. Comprender y descubrir nuestros propios límites musicales, nos muestra exactamente dónde estamos, y nos da un punto de partida desde el cual podemos desarrollar y explorar de formas emocionantes y alegres, cada un@ a su propio tiempo, y de su propia forma, algun@s más rápido, y otr@s más lento. Las metas y la velocidad son irrelevantes, las sensaciones y la intensidad de la experiencia reemplazan el ‘hacerlo bien’. En este sentido disminuye la preocupación por cómo nos ven l@s otr@s, y aumenta la auto-conciencia.
La libertad en TaKeTiNa para ‘entrar en eso’ y ‘abandonarlo’ a voluntad, nos pide asumir la responsabilidad de nuestro propio bienestar. Cuidar de nosotr@s mism@s es un tema psicoterapéutico frecuente que se practica en los círculos de TaKeTiNa. Los sentimientos que pueden ser expresados libremente en el grupo, ayudan a sanar experiencias traumáticas infantiles, ayudándonos a relajarnos y liberarnos a través de la confianza y el apoyo en los otros. Hacer esto a través de la música es a la vez energizante y nutritivo.

V. Integración entre TaKeTiNa y TFP - Psicoterapia Profunda

La integración de TaKeTiNa y TFP puede llevar a una terapia más efectiva, combinando la experiencia orientada TaKeTiNa y el enfoque analítico de TFP.

TaKeTiNa provee las siguientes posibilidades:

  • Descubrir condicionamientos problemáticos
  • Descubrir sensaciones de marginación
  • Reconciliar memorias dolorosas
  • Aceptarse a un@ mism@
  • Descubrir nuevas formas de autoayuda

 

TFP ayuda como un procedimiento terapéutico analítico que busca entender, preparar para e integrar nuevas experiencias. A veces lo que puede ser importante para un paciente, puede ser hablar claramente de las experiencias físicas inusuales. Las imágenes y memorias que surgen en una sesión de TaKeTiNa pueden complementar el trabajo de TFP. A la inversa los temas hablados en psicoterapia, pueden ser físicamente experimentados en TaKeTiNa, y ser trabajados de formas lúdicas. Para aquellos que están bajo tratamiento psicológico, TaKeTiNa puede sostener radicalmente los procesos experienciales físicos, de auto-descubrimiento proveyendo una plataforma firme y reconfortarte sobre la cual trabajar.

“Mientras la terapia para mí era entender mi pasado y sanar viejas heridas, TaKeTiNa fue una forma de trabajar en mi vida cotidiana. Tengo la sensación de que ambos son igualmente importantes.” (relato de un paciente)